Vídeo: La crisis obliga a las comunidades a paralizar numerosas obras y proyectos

26 de Enero de 2012

Los recortes y la asfixia financiera de las comunidades obligan también a dejar paradas y a medias obras mastodónticas. El Gobierno de Castilla La Mancha ha ordenado la paralización de un macro-hospital en Toledo en el que ya se habían gastado 140 millones de euros. 400.000 metros cuadrados, 10 edificios y hasta un hotel. La inversión inicial era de 300 millones de euros y había aumentado hasta los 371, pero según el gobierno regional puede hacerse más barato. Por eso, con un tercio construido,  la obra se paraliza. Se pierden los 140 millones de euros que ya se habían invertido pero no es el único caso, la pantalla de información del hospital La Fe de Valencia costó 600.000 euros. Ahora la Generalitat ha decidido apagarla unas horas al día, igual que el obelisco en Madrid.  Su mantenimiento cuesta 150.000 euros al año. Por eso ahora se va a mantener inmóvil hasta que se decida si el mantenimiento lo pagan inversores privados o si se queda parado para siempre.