Vídeo: La crisis se nota también en las funerarias

2 de Noviembre de 2010

La crisis también se está notando en las funerarias y en los cementerios. Muchas familias se ven obligadas a incinerar a sus fallecidos para ahorrar costes. En el último año, las cremaciones han aumentado un 37 por ciento. El ahorro puede superar los 600 euros.Quien elige el entierro tradicional, que puede ir de los 2.600 a los 4.500 euros, también mira el presupuesto. Se ahorra en ataúdes, flores, esquelas.Un paso más para ayudar con los costes del entierro se ha dado en Barcelona. A partir de enero se podrá pagar a plazos. Los plazos se adecuarán a las necesidades de cada familia.