Vídeo: La crisis cuadruplica el número de conductores que se va sin pagar tras repostar en una gasolinera

24 de Diciembre de 2012

Algunos nada más terminar de repostar, cierran el tapón del depósito con tranquilidad y en vez de ir a pagar se meten en su coche y parten a toda velocidad. Y no se trata de casos aislados. Se produce de media unas cinco veces al mes en la mayoría de las gasolineras. Esta cifra se ha cuadruplicado en los últimos meses debido a la crisis. Ante ese aumento de la picaresca, muchos establecimientos han tomado medidas como el prepago, pedirles el DNI, el carné de conducir o firmar formularios de reconocimiento de deuda y requerimiento de pago. Aún así a veces consiguen escapar. Con los que tienen que tener más cuidado son con los motoristas, que son los que se escapan más rápido. Y con los que van son su garrafa y la llenan evitando ser vistos. Por suerte los empleados se pueden fiar de la mayoría de los ciudadanos que van a repostar. Eso si, sin bajar la guardia y redoblando la vigilancia.