Vídeo: Crimen familiar

18 de Abril de 2010

A última hora de la tarde de ayer, la Guardia Civil de Arzúa descubrió en el interior de una vivienda del lugar de Ramil, en la parroquia de Dodro, los cadáveres de dos varones con disparos de arma de fuego. Se trata de Jesús Barreiro Blanco, de 67 años, y Manuel Barreiro Souto, de 43, tío y sobrino respectivamente. Sus cuerpos aparecieron en la cocina de su domicilio. Próximo al cadáver de Manuel se encontró una escopeta de caza. Fue precisamente el sonido de disparos lo que alertó a la pareja de ancianos que viven en una casa próxima a la de las víctimas. A falta de confirmación oficial, todo apunta a que Manuel disparó contra su tío, Jesús, y posteriormente se suicidó. Cuando los agentes de la Guardia Civil se personaron en el lugar encontraron la puerta de la vivienda cerrada desde dentro, lo que obligó a intervenir a los bomberos de Arzúa. Además de las víctimas, en la casa vivía una tercera persona, una mujer, madre de Manuel y cuñada de Jesús. Según relatan los vecinos, cuando se produjeron los disparos ella se encontraba en el exterior de la vivienda, guardando los animales. Según el testimonio de algunos vecinos de Dodro próximos a la familia, Manuel arrastraba desde hacía meses problemas psiquiátricos, por los que asistía con regularidad a la consulta de un psiquiatra en Santiago de Compostela.