Vídeo: Correa asegura que la revuelta policial quería provocar una guerra civil

2 de Octubre de 2010

Quito, 2 oct (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ratificó a los cancilleres de la Unasur, que lo visitaron en Quito para expresarle su apoyo, que fue un intento de golpe de Estado la rebelión de policías ocurrida el jueves y que, tras el fracaso de esa estrategia, el "plan B" era matarle.