Vídeo: Los controles de alcoholemia se intensifican esta Nochevieja

1 de Enero de 2014

El alcoholimetro dice que este hombre triplica la tasa de alcohol permitida, 0,85. El etilómetro, más exacto, lo confirma. Más de 0,60 de tasa de alcohol es delito. Por eso, la semana que viene tendrá que presentarse ante el juez. El límite de alcohol en sangre es de 0,25. Si se sobrepasa, conlleva una sanción administrativa, con retirada de puntos y una multa. Este año subirá de 500 a 1000 euros. Los agentes se fijan en ciertos indicios para realizar las pruebas, como el olor, los ojos o el balbuceo. Cuando un conductor da positivo, no puede coger el coche, que queda inmovilizado. Aun así, estamos bastante concienciados, el porcentaje de positivos en Cataluña, por ejemplo, ha sido bajo esta noche, un 2,4%. Es importante recordar que si se bebe, no hay que conducir.