Vídeo: Los controladores aéreos achacan las bajas a la presión laboral

20 de Julio de 2010

Las bajas de controladores, calificada de huelga encubierta, se deben, según un portavoz del colectivo, a la presión que sufren en el trabajo con turnos excesivos y escasos descansos. "No estamos en ningún pulso con el gobierno, no hay ninguna huelga", ha afirmado el presidente de la Union Sindical de este sector laboral, Camilo Cela, en una rueda de prensa. Aseguran que el grueso de bajas médicas son de larga duración y que en todo caso los retrasos se deben a la mala planificación de AENA.Estas bajas han provocado muchos retrasos en la época de mayor afluencia de viajeros y cuando los controladores están negociando su convenio colectivo.En la tarde de ayer se presentaron 21 bajas médicas más en el aeropuerto del Prat, en Barcelona, que se sumaban a los 18 controladores que no acudieron a su puesto por la mañana. En total el 36% de la plantilla. La epidemia de enfermedades se ha contagiado a otros aeropuertos como el de Valencia donde tampoco se presentaron la mitad de controladores en el Valencia. La Fiscalía investigará las bajas de estos días a instancias del Ministerio de Fomento. Así lo ha confirmado esta mañana el fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en los cursos de verano de la Universidad  Internacional Menéndez Pelayo de Santander.Pumpido ha asegurado que la Fiscalía examinará las bajas de los controladores aéreos y ha recordado que hay "garantizar que los desplazamientos de los ciudadanos no se vean afectados por los intereses de una minoría".