Vídeo: Contratado gracias a tres tarjetas de visita que dan la vuelta al país

12 de Febrero de 2013

Tras seis meses en paro, Michiel Das, un joven belga de veinticinco años, decidió empezar a moverse. Pero no él, sino sus tarjetas de visita. En ellas aparecía su nombre, su correo y un mensaje: "estas tarjetas están haciendo un viaje". Imprimió sólo tres y las repartió entre sus amigos. Así pasaron de mano en mano y su red de contactos se fue  haciendo cada vez más grande, todo basado en la teoría de los seis grados de separación. Según ésta, todos estamos conectados con seis personas. De este modo, este joven belga, logró su actual empleo en SEAT. Una persona recibió su tarjeta y le puso en contacto con la oferta de trabajo. Se presentó y le cogieron. Ahora sus tarjetas siguen circulando por toda España. Ya han viajado 1.400 quilómetros. Un largo recorrido que le ha sacado de las listas del paro.