Vídeo: Continúa el encierro bajo tierra de los mineros de Palencia y León

14 de Septiembre de 2010

Trece días llevan ya los mineros leoneses encerrados en la mina. Son 52 y dicen que no saldrán hasta que se encuentre una solución a su situación laboral. En el cercano pueblo de Guardo los vecinos no hablan de otra cosa. La mayoría de sus más de 7.000 habitantes tienen algún familiar o amigo trabajando en la mina. Lejos de sus padres, el comienzo del curso no ha sido fácil para muchos. El pago por parte de la empresa de parte de lo que les deben no va a aliviar de inmediato la situación: las deudas se acumulan. Y tanto como eso, a los vecinos les preocupa el futuro inmediato de una comarca que ha vivido durante años del carbón, es su presente y su futuro. Por eso, muchos de ellos aseguran tener poco que perder y, a pesar de las duras condiciones del encierro, tienen el ánimo de aguantar hasta el final.