Vídeo: Consumidores más protegidos en Madrid.

21 de Noviembre de 2013

El Gobierno de la Comunidad de Madrid pretende acabar con las llamadas insistentes que nos ofrecen un seguro o un cambio de compañia distribuidora de gas, luz o teléfono. El acoso telefónico será una infracción castigada con hasta 600.000 euros de multa. La reforma de la Ley del Consumidor exigirá también que cualquier producto que se ponga a la venta tenga repuestos  durante al menos cinco años. El Gobierno de Madrid pretende con estas nuevas sanciones que estas compañias cambien su forma de operar.