Vídeo: La confianza de asco

17 de Octubre de 2010

Balones apenas tiene 150 habitantes, todos los vecinos se conocen y muchos no entienden por qué tienen que ir al Ayuntamiento a plantear un problema  y no a casa del propio alcalde para que lo solucione. La presión vecinal y la falta de intimidad le han obligado a abandonar su cargo. Su domicilio, el bar o la calle, en cualquier sitio lo abordan para darle consejos o pedirle explicaciones sobre  gestiones municipales. El grupo municipal lo forman cuatro concejales y el alcalde, todos del PP, ninguno tiene sueldo aunque a veces sí dedicación exclusiva. Juan Ramón Nadal presentará su dimisión en el próximo pleno, después de siete años en la alcaldía se quedará como concejal hasta las elecciones, de momento sólo desea que los amigos sigan yendo a su casa, pero no con problemas municipales.