Vídeo: El conductor da negativo en el control de alcoholemia

8 de Julio de 2013

Toda la parte derecha del autobús está destrozada. No hay ni ventanas, la carrocería está llena de impactos. Y el vehículo descansa sobre el guardarraíl, que ha evitado el vuelco. Si retrocedemos unos metros, vemos dónde perdió el control. En un talud. El conductor fue avanzando sin control estrellándose contra él. Hay hasta piedras desprendidas en el suelo. El conductor no iba bebido, el tacógrafo está en regla y eso quiere decir que la velocidad era correcta, según ha informado hoy el subsecretario de Estado de Interior, Luis Aguilera.  Todo apuntaría, según los primeros datos, a una posible distracción que, por la hora del accidente, la 8 y media de la mañana, pudo deberse al cansancio. La Guardia Civil de tráfico ya ha reconstruído el accidente para averiguar las causas, y no descartan tampoco un fallo mecánico.