Vídeo: Comienza la exhumación de los cadáveres de 8 ancianos del geriátrico de Olot

22 de Noviembre de 2010

Hoy va a comenzar la exhumación de los cadáveres de 8 ancianos -cinco mujeres y tres hombres- que murieron en la residencia donde trabajaba el celador de Olot acusado de matar a tres personas. Se van a investigar las causas de la muerte. Se teme que, a ellos, también los podría haber envenenado.En ocho días el celador del geriátrico de Olot acabó con la vida de tres ancianas. A dos de ella, Joan Villa, las envenenó haciéndoles beber lejía y productos de limpieza y a la tercera le inyectó el mismo líquido corrosivo. Las pruebas médicas realizadas a su última víctima cuando se encontraba agonizando levantaron las sospechas. Al día siguiente el homicida fue detenido ante la sorpresa de vecinos y compañeros de trabajo. Joan Villa, un soltero de 45 años que vivía con sus padres, llevaba cinco años trabajando en el geriátrico los fines de semana. Tras no pocas contradicciones y sollozos, reconoció ante el juez los crímenes. Dijo que lo hizo por compasión, porque no podía soportar las condiciones en las que vivían las ancianas y para ahorrarles sufrimiento. Sin embargo eligió uno de los métodos más dolorosos para quitarles la vida, lo que desconcierta a los expertos. El celador declaró que la semana de los crímenes, estuvo bebiendo y que mezcló el alcohol con psicofármacos. De momento, no ha reconocido ningún crimen más.