Vídeo: Los comas etílicos de jóvenes menores de 14 años se han multiplicado por tres en España en los últimos diez años.

8 de Junio de 2013

El gobierno está estudiando multar a los padres de los menores que acudan en repetidas ocasiones al hospital por comas etílicos. Es una de las medidas que están sobre la mesa para prevenir el consumo de alcohol a edades muy tempranas. Una medida que baraja incluso la posibilidad de calificar como "maltrato" que los padres permitan que sus hijos adolescentes sufran intoxicaciones etílicas en repetidas ocasiones. Las cifras sobre el consumo de alcohol entre los adolescentes españoles son muy preocupantes y no tienen comparación con ningún otro país de la Unión Europea. De cada cien jóvenes que son atendidos en Urgencias por intoxicaciones etílicas, seis son menores de catorce años. Según el observatorio de toxicología las urgencias de adolescentes con comas etílicos se han incrementado por tres en la última década y se han llegado a registrar intoxicaciones etílicas de menores de once años de edad. El pediatra Santiago Mintegi, coordinador del Observatorio de Toxicología, indica que el perfil habitual suele ser un varón, que bebe mucho y muy rápido para que se le pase la borrachera antes de llegar a casa. Mintegi asegura que el 6% de los intoxicados  por alcohol en las urgencias son menores de 14 años. En otros países de la UE como Francia, Portugal o Italia el porcentaje es cero. Este problema cultural y educativo, según los expertos, puede desembocar en problemas orgánicos o psicológicos del menor de edad, e incluso en conflictos familiares y fracaso escolar.