Vídeo: El Código Penal establece ahora la imprescriptibilidad de los delitos de terrorismo

29 de Abril de 2010

El etarra que ven sentado de espalda es José Antonio Zurutuza, alias “Capullo”. La Audiencia Nacional le juzgó el pasado febrero por dos asesinatos cometidos en 1982. Juzgado y condenado a 46 años de cárcel por esos crímenes, pero no por todos los que cometió.La familia de José María Latiegi, asesinado en 1981 por este etarra no ha podido verlo sentado en el banquillo. El motivo: ese asesinato prescribió pasados 20 años. Una reforma que, aunque les satisface, llega tarde para muchas víctimas.Los asesinatos de terrorismo serán juzgados sí o sí, pero el PP no ha votado a favor de la reforma porque quiere, además, la prisión perpetua revisable.El nuevo código penal castiga también otro tipo de terrorismo: el de los piratas. Apoderarse de un barco o de un avión se castigará con hasta 15 años de cárcel.