Vídeo: El circuito de Fórmula Uno, imagen de la decadencia de Valencia

28 de Diciembre de 2013

Fue la obra faraónica del gobierno de Francisco Camps. El aterrizaje de la Fórmula Uno en Valencia le ayudó a renovar, con una mayoría aplastante, la presidencia de la comunidad. Los monoplazas rodarían, y traerían riqueza a la ciudad... Fueron días de glamour, lujo y ostentación... La ambición del proyecto no tenía límites: según el plan, junto al circuito convivirían grandes parques, canales navegables, rascacielos y unas 3.000 viviendas nuevas... Pero el pinchazo de la burbuja inmobiliaria frenó el espejismo y evidenció el despilafrro. Del macropoyecto urbanístico no queda ni rastro. Y sobre el asfalto donde los bólidos quemaban ruedas, se levantan ahora chabolas y se acumula la basura... La joya de la corona ha quedado en manos del abandono y el deterioro.Les habían prometido una especie de Babilonia a la valenciana, y ahora piden que al menos, su barrio no se convierta en un foco de chabolismo y mendicidad.