Vídeo: Cincuenta años no es nada

4 de Septiembre de 2010

Los sonidos y las formas de los sesenta se multiplicaban por dos. Se cantaba en dúos y empezamos a beber en cuatros, en  cuatro lados, en Tetra Briks. Hace cincuenta años este envase revolucionó su nevera. Y cómo se pronunciaba  te-tra-brik, que cambió nuestros hábitos de consumo, no se rompía, se apilaba y se conservaba durante más tiempo. Indispensable en su cocina y con toda una ingeniería detrás.  Poco a poco cambiaron sus formas, tamaños, cierres... y aunque en su origen estaba pensado para la leche, hoy sirve para casi todo. Cincuenta años haciendo rodar estas máquinas. Así le llegará a usted. Lleva medio siglo en España y quisiera no tener fecha de caducidad.