Vídeo: Cinco controladores aéreos son expedientados por cantarle una canción a un piloto que se jubilaba.

22 de Septiembre de 2013

Torre de control del aeropuerto de Madrid Barajas. Cuatro y media de la tarde del pasado 17 de agosto. Se aproxima a pista el avión procedente de la ciudad sueca de Malmö que pilota Francisco Ubet. Es su último vuelo tras 34 años a los mandos. Un día muy especial en el que se encuentra con una sorpresa por la frecuencia de radio. Una canción de despedida, guitarra en mano, de los controladores aéreos con los que ha compartido su vida profesional. Un homenaje de 35 segundos de duración que le ha costado la apertura de un expediente a cinco de esos controladores, que podrían llegar a ser sancionados. AENA está investigando los hechos porque entiende que podrían haber afectado a la seguridad aérea. Un extremo que no ve así ni el piloto, ni el sindicato de controladores, que pide a sus responsables que recapaciten y que entiendan una situación que comparan con el arco de agua que también tuvo el comandante Ubet en su último servicio.