Vídeo: Ciclista bebido vuelve a casa multado y arrastrando la bicicleta

8 de Noviembre de 2012

Nunca una noche de juega le había salido tan cara. El afectado, un hombre de 32 años, recibió una multa de 500 euros -250 si paga antes del día 23 de este mes- por superar la tasa de alcoholemia. Él asegura que no tiene dinero para pagar la multa porque carece de trabajo, y así se lo hizo saber a la Guardia Civil. Pero la excepcionalidad de este caso es el hecho de que el sancionado circulaba montado en una bicicleta. La Guardia Civil de Tráfico le paró en un control a las 5 de la mañana en el conocido como túnel de Ramilo, un vial de servicio que discurre en paralelo a la Autovía Vigo-Porriño (A-55). Allí le hicieron un test de alcoholemia y dio positivo, triplicando casi el nivel máximo de alcoholemia permitido, fijado en la actualidad en 0,25 mg/l. Tras entregarle la denuncia, los agentes autorizaron al joven a continuar el recorrido hasta su casa, situada en Tameiga (Mos), a apenas seis kilómetros de distancia. Pero le impusieron una condición: que se llevara la bici arrastrando.