Vídeo: Celebrar una comunión low cost es posible

10 de Mayo de 2012

El año pasado los españoles nos gastamos una media de 2.125 euros en celebrar la comunión del niño. Una cifra inasumible para muchos padres. Pero, es posible gastar menos. El banquete es lo más caro. Un restaurante nos cobrará como mínimo 30 o 40 euros por invitado. La alternativa más barata es un buen catering, que nos puede costar 400 euros para 40 invitados. Solucionado lo más caro llega lo más importante. El traje. Lo mejor es alquilar o reutilizar el de un conocido. Un vestido nuevo puede costar unos 300 euros, pero si nos lo prestan la modista nos lo retocará por unos 50 euros. Con los zapatos quizá nos suba a 100. Para acabar, los recordatorios y el album. Lo más económico es hacerlo tú mismo en internet. Existen packs de 24 recordatorios por 33 euros. El objetivo es que el recuerdo de la comunión no sea el dineral que nos costó.