Vídeo: Celebran una "rave" en una cámara frigorífica

31 de Octubre de 2011

La Guardia Urbana de Barcelona intervino la madrugada del sábado al domingo en una fiesta rave que se celebraba sin autorización y sin medidas de seguridad en la calle Espronceda de la ciudad condal. Los agentes se personaron en el lugar de los hechos tras recibir las quejas de varios vecinos y una vez allí descubrieron que la fiesta tenía lugar era una cámara frigorífica donde se guardaba carne.Los agentes constataron que los organizadores no tenían autorización, que no contaban con seguro y que el local, aunque había sido acondicionado, carecía de salidas de emergencia y de iluminación suficiente. Asimismo comprobaron que sus asistentes habían consumido alcohol y drogas tanto dentro como fuera de la cámara. En total la Guardia Urbana ha decomisado 500 kilos de material acústico y ha abierto un expediente que podría ocasionar a sus responsables una multa de entre 15.000 y 150.000 euros. Según el intendente de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, el decomiso de material musical ha sido muy eficaz para reducir de manera drástica este tipo de fiestas ilegales en Barcelona, ya que frente a las 300 que se registraron en 2009 este año tan sólo se han celebrado cinco.