Vídeo: El caso de María Ángeles se complica

26 de Enero de 2011

El coche de María Ángeles, la mujer que desapareció el pasado mes de agosto en Navarra, ha aparecido con un cadáver en su interior, que podría ser el de la propia mujer de 44 años desaparecida el pasado mes de agosto. El vehículo presenta la luna delantera rota así como daños en la parte frontal. En su interior, además del cuerpo de una mujer, la Policía foral ha encontrado al perro que María Ángeles iba a llevar al veterinario el mismo día de su desaparición. Lo inverosímil del caso es que a pesar del intenso rastreo llevado a cabo durante meses, el hallazgo se ha producido a dos kilómetros del municipio de Urbiola, una zona que ya fue rastreada y donde se han registrado varias accidentes de tráfico.El hallazgo suma la hipótesis del accidente, a la del asesinato, que la policía ya barajaba. Los agentes detuvieron a un matrimonio de Barbarin que eran amigos de la desaparecida, en especial el hombre, con el que al parecer María Ángeles había mantenido una relación sentimental y había quedado el mismo día de su ausencia. Fuentes cercanas al hombre aseguran que éste no la vio el día de su desaparición, pero la juez ha dictado vigilancia permanente hacia él, por ser la última persona con la que la mujer habló el último día que se la vio con vida.