Vídeo: Un bar casi sin paredes permite a sus clientes fumar

6 de Diciembre de 2011

A punto de cumplirse un año de la prohibición de fumar en todos los espacios públicos cerrados, los hosteleros siguen tirando de imaginación para permitir a sus clientes fumar. Tal es el caso de un restaurante en Cádiz, que ha sido construido casi sin paredes para permitir a los fumadores disfrutar de un pitillo mientras comen y beben.El restaurante, que se sitúa junto al paseo marítimo de Cádiz, se llama 'Libre Albedrío' y está diseñado como un gran espacio abierto casi sin paredes, una iniciativa que cuenta ya con el entusiasmo de los fumadores.