Vídeo: Cascos y Arenas reconocen falta de control en las donaciones al PP

14 de Agosto de 2013

Momento estelar de la jornada. Álvarez Cascos se va de la Audiencia tal como había venido. A pie. Con parsimonia. Toda la que le permite el enjambre de periodistas que trata de arrancarle una respuesta. Y el cordón policial que le ayuda a abrise paso entre ellos. En ocasiones con malos modos. Unos setenta metros después alcanza su coche. Entremedias dos horas de declaración. Cascos, dicen, en tono despectivo, seco, ha mostrado ante el juez flaca memoria a la hora de recordar si cobró o pagó en negro con dinero del Partido Popular durante su larga etapa como secretario general. No le consta contabilidad paralela. No sabe que hace su nombre en los papeles de Bárcenas. Admite que las donaciones estaban fuera de control.La ley exigía y exige que los donante anónimos de los partidos se identifiquen. En Génova 13 no parece que se respetó esta norma. Javier Arenas también ha estado casi dos horas ante el juez. A él también se le ha borrado el recuerdo de los pagos. Arenas ha admitido, eso sí, su amistad con Bárcenas y que se enfrió en 2010. Compartió con él al menos una cena y fue el "cuarto hombre" en un encuetro de Rajoy con Bárcenas y su mujer.