Vídeo: Carlos Fabra se siente víctima de "una cacería político-mediática"

26 de Noviembre de 2013

Si alguien esperaba un mea culpa, tendrá que esperar. Fabra se cree una víctima. El expresidente de la Diputación de Castellón ha repartido a diestro y siniestro, especialmente a la prensa. Y leído su comunicado, ha tenido a bien responder algunas preguntas. Ayer se dio de baja del Partido Popular, no pedirá el indulto y recurrirá la sentencia. Afuera, como es costumbre, le esperaban sus incondicionales y una condena a 4 años de cárcel y 700.000 euros de multa por haber defraudado a Hacienda.