Vídeo: La cara del fuego

20 de Julio de 2013

Se estima que el 60 por ciento de los fuegos orginados en España son provocados pero sólo se consigue detener a un 1,5% de los autores. Para conseguir que esa cifra aumente, se está estudiando al detalle la personalidad de los incendiarios para facilitar la labor de los investigadores. Con la llegada del verano comienza la campaña de incendios. Pero desde antes ya hay un grupo de investigadores tras de sus autores. La guardia civil en colaboración con la Universidad Autonóma de Madrid lleva cinco años arañando  rescoldos para realizar el perfil psicosocial del incendiario. Según Miguel Ruiz, profesor Facultad de  Psicología universidad Autonóma de Madrid y encargado del estudio el 40% de los incendios son provocados por accidentes. Los datos ha sido recogidos recogidos a través de cuestionarios y entrevistas en la cárcel a medio centenar de condenados por incendios. "El perfil del incenciario impulsivo es del de una persona con bajo nivel de estudios y que suelen vivir aislados", asegura Carlos Igual , capitán de la sección de análisis de la conducta delictiva de la Guardia Civil. El porcentaje de los que se mueven por algún tipo de interés apenas llega al 5%. Los motivos son múltiples y al contrario de lo que se cree, el pirómano, el que lo hace por su fascinación por el fuego y el caos provocado, es menos frecuente. El estudio es único en España pero todavía está desarrollo. Sería inncesesario, según sus autores, si hubiera una mayor conciencia de los peligros de prender una llama en el bosque.