Vídeo: El capitán del Prestige admite que los tanques de lastre sufrían corrosión

13 de Noviembre de 2012

Diez años después de la catástrofe, Apostolos Mangouras ha declarado hoy ante el juez que instruye el caso Prestige. En el largo interrogatorio que ha durado casi cinco horas, el capitán ha admitido que antes de zarpar observó corrosión en los tanques de lastre, posible origen del accidente, aunque ha añadido que no creyó que pusiera en peligro la seguridad. El anterior capitán del Prestige dejó su puesto, según ha relatado el fiscal, por el desastroso estado del buque y dejó un documento detallando los fallos observados. Mangouras ha asegurado que nunca vio este papel. Tampoco sabía la larga relación de países que tenían prohibida su entrada al Prestige. Sobre las causas del accidente, ha asegurado que debieron ser las olas. Preguntado sobre la decisión de alejar el barco de la costa, el capitán ha dichop que fue un error que conviertió el barco en un "féretro". "Me han tratado como un delincuente", ha declarado Mangouras, que a mitad del interrogatorio ha roto a llorar recordando el miedo que pasaron sus familias al ver las imágenes del accidente por televisión.