Vídeo: Canarias se recupera lentamente del paso de la borrasca

3 de Diciembre de 2013

Es momento de hacer balance de lo perdido en Güímar. De recoger lo que se ha podido salvar. Nadie esperaba la riada, y en cuestión de segundos el agua destrozó locales, garajes y todo lo que había dentro. Los vecinos de este municipio han pasado las últimas horas limpiando sus inmuebles sin deshacerse aún de las piedras que bajaron arrastradas por el torrente, las mismas que utilizaron para frenar el impacto del agua. Esta localidad de la costa este de Tenerife no había visto algo parecido y hoy se lamentan de las consecuencias, también en una lonja de pescado donde han perdido kilos de género que estaban preparando para la campaña navideña. Los destrozos llegaron hasta Santa Cruz. Los vecinos de un bloque de viviendas vieron cómo se abrió un socavón en la entrada de su finca. Se espera que la borrasca, tras hacer que todas las previsiones se viesen desbordadas, abandone las islas esta tarde.