Vídeo: Camuflados tras unas inofensivas gafas

4 de Febrero de 2011

La Policía ha detectado que entre las bandas de delincuentes es frecuente que haya un ladrón que lleve gafas. Las lentes, al parecer, inspiran confianza en las víctimas. En la mayoría de los casos se trata de un delincuente que se hace pasar por cliente allí donde quiere robar. Tras una apariencia inofensiva que no levanta sospechas, se esconde frecuentemente un perspicaz ladrón que sabe cómo camuflarse. En muchos registros, los agentes encontraron gafas con cristales sin graduar, lo que significa que simplemente formaban parte del 'disfraz'.