Vídeo: Cámaras térmicas en MetroValencia

18 de Enero de 2013

 MetroValencia ha instalado cámaras térmicas que detectan movimiento en situaciones de poca visibilidad. El objetivo es disuadir a los grafiteros, que se dedican a pintar en los trenes y las cocheras, amparados por la oscuridad. Las multas por pintar grafitis van desde los 400 hasta los 5.000 euros.Multas que no compensan los más de 650 mil euros que el año pasado el Ayuntamiento de Valencia destinó a la limpieza de grafitis en el Metro.