Vídeo: Calles, parques y jardines de Valencia se quedan a oscuras cada noche por culpa del robo de cobre

10 de Enero de 2013

Valencia, como otras muchas ciudades, sufre las consecuencias del robo de cobre hace tiempo. Cerca de 50 calles, parques y jardines se quedan a oscuras cada noche. Los daños ascienden ya a más de 200.000 euros. En parques infantiles al caer la tarde los niños se ven obligados a jugar a oscuras porque las farolas no funcionan. Y así en muchos otros barrios y calles de la ciudad.  Arreglar este alumbrado cuesta más de 211.000 euros. La Policía Local estudia fórmulas para prevenir el robo de metales. Los cables por ejemplo podrían marcarse con ADN. Al año se roban en las calles de Valencia más de 100 kilómetros de cable de cobre.