Vídeo: Caja Madrid despidió a un empleado por pagar de su bolsillo a afectados por las preferentes

21 de Enero de 2014

Antonio Gómez Ortega, exdirector de una  sucursal de Caja Madrid, se involucró en la venta de preferentes como le ordenaron sus superiores y obtuvo las mejores ventas de la zona, pero pronto vio que algo fallaba. Llegó a pagar de su propio dinero los ahorros de un cliente enfadado  y hasta  consiguió hablar con el propio Blesa, quién le aseguró que arreglaría todo, pero Antonio decidió no vender más preferentes y desaconsejar su compra.Meses después le llamaban desde la oficina de Madrid, iban a despedirle. Mandó entonces un correo desesperado al presidente. No sirvió de nada, fue despedido fulminantemente. Hoy siete años después ha recuperado su plaza de funcionario de Hacienda. Quien le despidió se enfrenta a varias demandas por su gestión la caja de ahorros.