Vídeo: Las botellas de oxígeno sólo explotan bajo condiciones extremas

6 de Marzo de 2013

Un incendio con bombonas de oxígeno ocurrió en Sevilla en el año 2011. En una furgoneta que transportaba botellas que explotaron después de incendiarse el coche. Estallaron por las altas temperaturas de alrededor. Las botellas de oxígeno se consideran un producto farmacéutico y como tal deben cumplir medidas de seguridad muy estrictos. En sus instrucciones lo pone claro: no fumar cerca, y para guardarlas no se debe hacer en lugares donde haya temperaturas extremas. Tras la explosión que se ha producido en la clínica La Milagrosa, donde está ingresado el Rey, productores y manipuladores coinciden: que una bombona explote por sí sola es prácticamente imposible. No explota en condiciones normales, pero al fin y al cabo dentro hay un gas a presión, y como tal, someterlo a altas temperaturas puede convertirlo en una verdadera bomba.