Vídeo: Ana Botella elude hacer declaraciones sobre la huelga de limpieza un día después de ser desconvocada

18 de Noviembre de 2013

Tras 13 días de huelga, hoy, la alcaldesa de Madrid ha eludido hacer declaraciones sobre el conflicto. Han sido 13 días de basura, 13 días de acusaciones mutuas entre sindicatos y Ayuntamiento y 13 días de tensión. Al final, ayer, los representantes sindicales pregonaban su victoria.También lo hacía Ana Botella que se mostraba satisfecha de que no hubiera habido despidos entre los trabajadores del servicio. Mismo sentimiento en apariencia ante el resultado pero diferentes puntos de vista acerca de como se ha hecho realidad. Para los sindicatos ha sido su lucha y sus movilizaciones las que han hecho posible el acuerdo. Para la alcaldesa, en cambio, ha sido la reforma laboral del Gobierno de Rajoy y su ultimátum, y la labor de escolta de la policía a los trabajadores de servicios mínimos.Al final el acuerdo llegó in extremis: cero despidos. A cambio: congelación salarial de cuatro años y un ere temporal de 45 días al año entre otras medidas, pero ayer, Ana Botella aprovechaba para reclamar un cambio en la ley de huelga porque dice que está obsoleta y que no funciona.El sábado por la noche la propia alcaldesa supervisaba a los operarios de Tragsa llegados para limpiar Madrid. Hoy el conflicto es pasado y la alcaldesa ha presidido un acto con niños en el Ayuntamiento.