Vídeo: Banqueros recorren Grañén en busca de premiados

23 de Diciembre de 2011

Las celebraciones en Grañén, la localidad de Huesca donde ayer cayó íntegro el Gordo, se han prolongado hasta altas horas. Alegría desbordada entre los 2.000 vecinos de este pueblo de Huesca a los que sí, la lotería de Navidad les ha cambiado la vida.El dinero fresco se huele y ellos son los que mejor olfato tienen. En esta comarca de agricultores llama la atención tanta corbata junta.740 millones de euros y centenares de nuevos millonarios. Sonrisas en Sodeto, Grañén o Curve, pero para muchos no es el inicio de una nueva vida.No le ha tocado y por eso no deja de correr por su bar poniendo cafés. Él tampoco puede bajarse del tractor. 10 años comprando lotería de la asociación y el año del Gordo, nada. Pero hay segunda oportunidad, y los décimos del sorteo de El Niño vuelan.