Vídeo: Baltasar empieza con mal pie el reparto de juguetes

6 de Enero de 2014

Pudo haber sido una tragedia si no hubiera sido por la pericia del conductor del vehículo en el que viajaba el rey Gaspar. El coche, un Cadillac descapotable, se quedó sin frenos cuando bajaba por la avenida Jaime II de Alicante en dirección a la plaza de toros. A pesar de haber congregadas cientos de personas al final de la calle para seguir la cabalgata no hubo que lamentar daños personales porque el conductor se dio cuenta de que no funcionaban los frenos y optó por empotrarse contra la puerta del parque de bomberos, que ha quedado inutilizada con dos vehículos dentro. El magullado rey Gaspar bajó del coche y siguió el cortejo en el coche de Baltasar, hasta las carrozas reales. Una vez en ellas, los tres reyes hicieron su trabajo de reparto de regalos a los niños, sin más incidentes y con total normalidad.