Vídeo: Avances médicos mejoran la vida de los enfermos de dolor crónico

25 de Marzo de 2013

Todos hemos sentido dolor en alguna ocasión. Pero ¿qué ocurre cuando el dolor deja de ser un síntoma y se transforma en una enfermedad? El paciente tiene que convivir con el dolor toda su vida. En la mayoría de los casos, la primera línea de tratamiento del dolor crónico comienza con analgésicos leves hasta los mórficos. Pero cuando estos no son suficientes, la medicina y la tecnología ofrecen otros tratamientos. Con la neuroestimulación, el paciente de dolor crónico, a través de un mando a distancia, interfiere en su sistema nervioso. Estas pequeñas descargas eléctricas actúan sobre la médula espinal modificando las señales de dolor antes de que lleguen al cerebro.