Vídeo: Se autolesiona para pedir su dinero atrapado en el banco

11 de Diciembre de 2012

Harta de reclamar y que no le hagan caso, Estrella se acercó a la sucursal del Banco Santander donde invirtió su dinero, sacó unas tijeras y se practicó un corte en el cuello. Esta jienense de 58 años necesita el dinero que invirtió, 300.000 euros, para atender a su hijo tetrapléjico. De hecho, el dinero es la indemnización de su hijo tras el accidente que lo dejó inválido. Dice que ella pidió un plazo fijo en la sucursal y que ellos, desoyéndola, compraron preferentes y productos tóxicos. También perdió parte de sus ahorros en la estafa de Madoff