Vídeo: Aurelia, una octogenaria de La Coruña. Obligada a dejar su casa tras 35 años de alquiler.

29 de Abril de 2013

A Aurelia la iban a echar de la que había sido su casa durante treinta años en Coruña. Vecinos, amigos y activistas de stop desahucios lograron evitar que esta costurera octogenaria se quedara en la calle por retrasarse dos veces en el pago del alquiler y Aurelia logró llegar a un acuerdo con su casero que le dio dos meses de plazo para encontrar otro sitio donde vivir.Ese sitio es una vivienda social de la Xunta de Galicia. Hoy pasara su última noche en la que ha sido su casa en los últimos 30 años. Las cajas con sus pertenencias se amontonan en las pequeñas habitaciones de su piso y en su cabeza los recuerdos de toda una vida, como las fotos de juventud. Aurelia se emociona al contemplar una foto con el que entonces, hace mucho, fue su novio.Apura las horas. Mucho por hacer para que todo esté listo mañana. Día en el que según pactó con los propietarios debe abandonar el inmueble. Pero a pesar de ese acuerdo Aurelia lo tiene claro. Se va en contra de su voluntad, cree que la han vuelto a engañar y afirma que firmó porque le dijeron que le iban a dar 5.000 euros, y que por eso aceptón.Pero en esta mudanza no está sola. Le ayudan las mismas personas que hace dos meses protagonizaron un movimiento social sin precedentes para evitar su desahucio. Entonces todos gritaban: "Aurelia se queda, Aurelia no se va".Pero como su desalojo, su mudanza también está marcada por la polémica. Su nueva vivienda, un alquiler social de la Xunta, no está preparada para entrar a vivir ya que, según denuncian, carece incluso de luz y agua. Una de sus vecinas, y amigas, Ángeles Bouza, se muestra preocupada. Dice que Aurelia fue a ver el piso pero que todavía no tiene las llaves. Afirma que a Aurelia le prometieron que hoy lunes o mañana martes irían a darle las llaves pero, de momento, por la casa de Aurelia no ha pasado nadie.A menos de 24 horas de cerrar definitivamente la puerta, el último capítulo de la polémica residencia de Aurelia parece no estar todavía escrito.