Vídeo: Aurelia se aferra a su piso de A Coruña

19 de Febrero de 2013

Ayer paralizaron el desahucio hasta dos veces. Y noche y día ha habido retenes en el portal, apuntalado y asegurado por cadenas, por si la autoridad regresaba con intención de desalojar a la anciana. Aurelia Rey, de 85 años, debía dejar su casa. La ley permite un desahucio exprés a favor de los propietarios porque la señora se retrasó por segunda vez en el pago de una mensualidad. Hoy ha vivido, sin embargo, una jornada tranquila. Insiste en que no se irá de la casa, aunque desde el ayuntamiento de A Coruña le han ofrecio dos viviendas sociales situadas en las afueras.