Vídeo: El asesino de El Salobral muere tras pegarse un tiro en la cabeza

22 de Octubre de 2012

Tras seis horas encerrado en la finca de sus padres, cercado por la Guardia Civil y en posesión de una pistola y de un fusil de asalto, Juan Carlos Alfaro, el asesino de El Salobral, se ha pegado un tiro en la cabeza cuando iba a entregarse.Su cuerpo se ha mantenido con vida en esta UVI móvil para extraerle los órganos. Pero el fugitivo, presunto asesino de una menor de 13 años y de un vecino de la pedanía, ya ha fallecido / está clínicamente muerto.Los GRS llegaban a primera hora de la mañana. Al amanecer, la Guardia Civil había tomado posiciones, cercando el maizal que rodea la finca familiar. Una llamada de teléfono lo situaba en la caseta donde se había atrincherado.El padre de Juan Carlos pidió acercarse. Dos agentes lo acompañaron. Pero El Fragel, así se le conocía en el pueblo, les encañonó y les pidió que se fueran.Acorralado en los treinta metros de la caseta de labranza, su madre le llamó por teléfono para pedirle que se entregase. Sin éxito.Sí tenía batería y Juan Carlos llamó a varios amigos, que interpretaron que estaba despidiéndose. La Guardia Civil le pasaba entonces un teléfono móvil, para seguir en contacto. Y tabaco, tal y como había solicitado.En pocas horas y justo en el momento de entregarse, el asesino del salobral se pegó un tiro con la misma pistola con la que presuntamente habría matado a Almudena, la menor con la que había mantenido una relación sentimental.