Vídeo: La Asamblea Nacional francesa aprueba la nueva y polémica ley contra la prostitución

4 de Diciembre de 2013

Las prostitutas francesas dicen que tendrán que esconderse para evitar a la policía que además de vigilar, a partir de ahora, también va a multar a los clientes que las busquen. Pero en estos caminos de sexo apresurado, las chicas insisten en que la ley, en lugar de protegerlas, va a hacer aún más precaria su situación. Denuncian que van a pasar de la discreción actual de un oficio que ejercen en estos vehículos a la clandestinidad o al exilio. Muchas se van a ir a Bélgica o España, aseguran. Pero la ley pretende que se reinserten y que dejen la intemperie de la calle. Para ello está previsto un subsidio de 330 euros al mes para que empiecen una nueva vida. Además de 6 meses de residencia para las extranjeras. Y aunque ellas protestan, el Gobierno socialista insiste en que se ha inspirado en el éxito de Suecia que después de poner en marcha una ley parecida ha logrado que baje a la mitad la prostitución callejera. También pretenden disuadir a las mafias de que se instalen en un país donde pagar por sexo se paga.