Vídeo: Aranda de Duero está de luto

26 de Agosto de 2010

La localidad burgalesa de Aranda de Duero ha rendido hoy homenaje a su vecino, Leoncio Bravo Picayo, el alférez de la Guardia Civil que ayer perdió la vida junto a otro guardia civil y a un intérprete en Afganistán, víctima de un atentado. Numerosos vecinos se han reunido en la puerta de la casa consistorial donde ha tenido lugar una concentración silenciosa de cinco minutos para expulsar la respulsa por asesinato de este vecino, que a pesar de haber nacido en La Coruña, ha vivido su infancia y juventud en Aranda. En esta localidad residen aún sus familias y hermanas. Las banderas del ayuntamiento ondeaban hoy a media asta luciendo crespones negros. La concentración ha durado cinco minutos, que han terminado con un aplauso sentido de los vecinos, al Guardia Civil tiroteado ayer por un terrorista infiltrado en la base española de Afganistán. El alcalde del municipio, Luis Briones, ha leído un manifiesto en el que el municipio ha mostrado su repulsa por el atentado.  Se han convocado a su vez tres días de luto oficiales.