Vídeo: Más apoyo y más investigación

23 de Mayo de 2010

Perdía la visión, sus manos y sus pies estaban entumecidos, sentía fatiga y perdía el equilibrio pero los síntomas desaparecían y resurgían de nuevo. Hasta que un día se levantó con la mitad del cuerpo paralizado  y entonces llegó el diagnóstico oficial: Lori tiene EM del tipo remitente recurrente. Y Elena también. Lleva doce años conviviendo con la Esclerosis: perdida de visión, espasmos, rigidez, hormigueo y fatiga. Cada una ha encontrado su camino para seguir adelante. En el caso de Lori ha sido la Montaña: ha escalado los siete picos más altos del mundo. La Esclerosis Múltiple afecta al sistema central nervioso que corta la comunicación con el cerebro y este no puede enviar mensajes al cuerpo. Una especie de golpe de estado del sistema inmunológico que lanza ataques contra si mismo cada cierto tiempo. Es degenerativa y crónica y, de momento, solo hay tratamiento farmacológico. Hay más de dos millones y medio de enfermos en el mundo y al menos 50.000 en España.