Vídeo: La amenaza del golpe de calor

9 de Julio de 2010

A las 12 del mediodía hay que extremar las precauciones para que las altas temperaturas no ocasionen un golpe de calor. Para ello, se recomienda hidratarse a menudo, bebiendo agua incluso cuando no se tenga sed, llevar ropa ligera y mejor que sea de colores claros. Las atenciones deben ser mayores si cabe con niños y ancianos ya que a su cuerpo le cuesta más regular la temperatura. En caso de que todas estas recomendaciones hayan sido insuficientes y se produzca el golpe de calor, es necesario reducir la temperatura corporal mojando la ropa o con una ducha y, sobre todo, acudir inmediatamente al médico.

Vídeos relacionados