Vídeo: "Me fui del ambulatorio. No vaya a ser que el médico me amargue las fiestas"

22 de Diciembre de 2011

Los premiados con el 'Gordo' de Navidad en la localidad oscense de Grañén siguen celebrando su suerte. Algunos con paella y cervezas. Como Pedro, de 66 años, un premiado que esperaba en el centro de salud los resultados de unas pruebas y abandonó la consulta. No volverá hasta que pasen las fiestas, por si el médico le dice que no puede comer ni beber.