Vídeo: El alquimista del socialismo

4 de Febrero de 2012

Rubalcaba lo ha sido todo en política; varias veces ministro con Felipe González, portavoz en el Congreso de los Diputados con Rodríguez Zapatero, que luego le dio el 'encargo' más difícil, el de acabar con ETA. Su gestión con el final del terrorismo le valió no sólo el cariño de los socialistas vascos sino también su más fiel apoyo, incluso tras obtener los peores resultados del PSOE en unas elecciones generales.Pero como buen 'corredor de fondo', que lo fue en su juventud, Rubalcaba no se rinde. Su meta ahora es liderar al PSOE y en esa carrera cuenta con el apoyo de las nuevas caras del partido como Lissavetzky o Trinidad Jiménez y de los de siempre como Felipe González.Alfredo es químico de profesión y lleva compartiendo media vida  junto a su esposa Pilar. Además, el nuevo líder de los socialistas no oculta que otra de sus grandes pasiones es el fútbol.