Vídeo: Algunos sectores de la Iglesia prefieren una caja rota a una caja roja

23 de Mayo de 2010

El Banco de España sigue intentado dilucidar cuál es el agujero de CajaSur, cuánto dinero tendrá que inyectar en la entidad que este sábado intervino. La cifra, atención, podría superar los mil millones de euros. Mientras tanto, arrecia la bronca política por el caso. El obispo de Córdoba pasa página. Sin respuesta al 'no' a la fusión de CajaSur con Unicaja. Aunque, el principal responsable de la negativa: el ya ex presidente de la entidad Santiago Gómez Sierra se explicaba en la prensa y hablaba de falta de confianza. O sea un noviazgo, de varios meses, frustrado cuando todo el mundo hablaba de campanas de boda. ¿Por qué? Cada uno cuenta su historia. El responsable de los populares en Andalucía, Javier Arenas, culpa al Partido Socialista, porque ha politizado las cajas. Desde el Gobierno andaluz le contestan. Luís Pizarro, Consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía asegura que "algunos sectores de la Iglesia prefieren una caja rota a una caja roja". Mientras también se busca la calma. El equipo designado por el Banco de España dispone de seis meses. Para entonces habrá un modelo de negocio establecido y se sabrá si CajaSur se subasta o puede retomarse la fusión con Unicaja.