Vídeo: El Alaris de Santiago se suma al historial negro de tragedias ferroviarias en España

25 de Julio de 2013

El accidente de Santiago es el primero mortal en las vías de alta velocidad.  Desde julio de 1972  no se producían en España tantos muertos en un accidente ferroviario, aunque  la historia negra de los trenes en nuestro país se remonta a más atrás, al año 1944.El 3 de enero de 1944 en Torre del Bierzo, murieron más de 500 personas al colisionar en un túnel, un expreso, una locomotora y unas mercancías.  Pero el franquismo lo ocultó. Oficialmente, sólo hubo 78  fallecidos. Tres décadas después, todavía en la España pre democrática, se producía el que era hasta ahora el accidente más grave de las últimos 40 años:  el 21 de julio de 1972. Tras la colisión de dos trenes en la localidad sevillana de el cuervo, 77 muertos y más de 100 heridos.Mejoran las infraestructuras, pero aún quedan tramos de vía única. En uno de ellos, en Chinchilla, Albacete,  se produce en 2003 el choque de un talgo con un mercancías. Fallecieron 19 personas.El verano de 2006  fue dramático para el transporte ferroviario:  el 3 de julio,  descarrila un convoy del metro de Valencia. Mueren 43 personas.  Y en agosto, otras 7 personas pierden la vida al descarrilar un Intercity en Villada (Palencia).La noche de San Juan, en 2010 un Alaris protagonizaba la última gran tragedia ferroviaria en España. El atropello de un grupo  de jóvenes en Castelldefels, con una docena de muertos.