Vídeo: Agua y paciencia para los que no tienen más remedio que trabajar al sol

20 de Julio de 2010

La llegada del verano y las altas temperaturas significa para muchos irse de vacaciones a la costa o a lugares más frescos. Sin embargo, los menos afortunados tienen que trabajar en la calle y a pleno sol durante los meses de verano. Son las profesiones más ingratas para la época estival, como los albañiles, los camareros de las grandes ciudades o los jardineros. Algunos piden la reducción de la jornada laboral durante estos meses, otros se resignan porque no queda otra. Para combatir el calor, la receta es la misma de siempre: mucha agua, crema y paciencia para aliviar las largas horas bajo el sol.